Seleccionar página

Escultura, Obras sobre papel y Obras gráficas

La obra de Zadkine, que incluye más de cuatrocientas esculturas y varios miles de dibujos, acuarelas, grabados, gouaches, y cartones para tapices, por sus propias características se presta más a un estudio panorámico que a una presentación cronológica.

La mayor parte de sus esculturas se pueden clasificar según temas: retratos y forma humana, temas bíblicos, temas mitológicos, temas musicales y poéticos, temas bélicos y, finalmente, trabajos como homenaje a importantes artistas creativos.

A menudo, Zadkine retorna tras prolongados periodos al tema perteneciente a un ciclo determinado, dado que sus métodos de trabajo le impulsaban a alternar temas y procedimientos, evitando de este modo la monotonía y la repetición:

En lugar de buscar en vano estilos y soluciones innovadores, un escultor debe alternar sus objetivos.
A continuación, la innovación acude a él por sí misma. En un momento, me concentro en la poesía, en un tipo de escultura expresionista, y en otro momento en la forma, quiero decir en un tipo de escultura que refleja las relaciones formales más que las emociones o las ideas. Supongo que este principio conduce a un tipo de oscilación en la evolución de mi estilo particular como escultor, pero creo que me permite evitar repetirme a mí mismo, es decir, a asentarme en la monotonía de unos pocos trucos rutinarios a los que podría verme tentado a recurrir una y otra vez. Los materiales que utilizo dictan a menudo el cambio de mis objetivos y, en buena medida, opto por trabajar en materiales distintos igual que una persona puede repentinamente sentir ganas de cambiar de dieta. Tras una dieta invariable de moldes de escayola para obras de bronce, me encanta volver a la disciplina de esculpir piedra o madera y, de forma inevitable, la piedra o la madera me sugieren un cambio de principios o de objetivos.

Leer más